Gran selección de juegos de mesa cooperativos por edades y descubre qué son, cómo se juega y por qué es tan interesante tenerlos en casa o en el aula.

Hace tiempo que estoy recopilando información sobre los juegos de mesa cooperativos para niños y hoy te traigo toda esta búsqueda clasificada por edades para que tengas donde elegir pero también para que conozcas este tipo de juego de mesa y el por qué encuentro que es un material de juego y aprendizaje genial para tenerlo en casa o en el aula.

¿Empezamos por el principio?

¿Qué son los juegos de mesa cooperativos?

Los juegos cooperativos, sean en la versión que sean (mesa, juego libre o dirigido, etc) consisten en un tipo de juego donde el objetivo es que con el esfuerzo y trabajo cooperativo conjunto, acaben ganando todos. Igualmente si se pierde: pierden todos.

Como ves, en estos juegos no hay ni ganadores ni perdedores individuales, ni excluidos ni eliminados ni ningún jugador sin equipo. Aquí todos persiguen un fin común y se unen, alientan, apoyan, esfuerzan y animan para conseguirlo entre todos divirtiéndose en el proceso o transcurso del juego.

¡Aquí todos estamos en el mismo barco!

¿Qué aportan los juegos de mesa cooperativos a los niños?

De una forma u otra de jugar, un juego cooperativo plantea a los niños la experiencia de vivir, potenciar y afianzar unos valores y aspectos fundamentales, muy interesantes e importantes para toda su vida:

  • Cooperación.
  • Colaboración.
  • Participación, integración y pertenencia a un grupo.
  • Compromiso y responsabilidad.
  • Búsqueda y consecución de objetivos comunes.
  • Solidaridad.
  • Convivencia en paz dentro de un ambiente alegre y feliz.
  • Dar y compartir con los demás.
  • Auto-conocimiento y el de los demás.
  • Superación y apoyo tanto personal como grupal.

Escapando de los valores de individualismo, posesión y competitividad y apostando por valores más positivos como acabamos de ver. Valores que hoy en día, considero yo, son necesarios transmitir desde bien pequeños a los niños y seguir trabajándolo conforme van creciendo mediante el juego; y aquí los juegos de mesa cooperativos nos ayudan, pero también con nuestras acciones y ejemplos.

¿Por qué jugar con juegos de mesa cooperativos?

Como ya habrás imaginado, la primera razón es porque nos sirve como herramienta para experimentar e interiorizar valores en un marco de juego familiar y distendido. Sin sermones ni lecciones sino simplemente jugando a un juego de mesa que nos permite aprender y compartir un rato divertido en familia.

Por otro lado, es un recurso perfecto para comenzar a introducir este tipo de juegos reglados en los más pequeños comenzando a:

  • Aprender a compartir el tiempo/turno con los demás.
  • Comprender normas sencillas.
  • Aceptar el ganar o perder y mucho mejor si es de forma colectiva. A ciertas edades, el ganar o perder es difícil de asumir. Con este tipo de juego damos ejemplo desdramatizando el resultado final y evitamos que, en algunos casos, el niño deje de jugar o probar los juegos de mesa porque piense o prevé que perderá.

También te he de decir que muchos juegos que, aparentemente son competitivos (hay un ganador), podemos convertirlos en cooperativos o semi cooperativos dependiendo de la actitud y las normas que establezcamos. ¡Es cuestión de darle la vuelta a las normas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat